lunes, 25 de agosto de 2014

Esos enanos.....

Tengo la inmensa fortuna de poder disfrutar de la crianza de mis hijos, ya me queda poco porque mi economía familiar reclama a gritos mi vuelta al mundo laboral, pero hoy por hoy puedo decir que compartir el día a día con ellos es algo sencillamente maravilloso...

Como se puede querer tanto a estas personitas diminutas?... que esparcen sus galletas por el sofá, que les encanta pintar en esas paredes tan blancas, que te miran como sí en el mundo no existiera nada ni nadie más, que te hacen reír hasta que te duele la barriga, que se pasan el día haciendo cacucias apestosas y despilfarrando mocos como sí no hubiera un mañana...... y yo ando ya tiempo repitiéndome que no quiero que crezcan, a su lado he descubierto que los días no vuelven y que tengo que exprimir cada segundo de su compañía....

Pienso en como serán cuando sean adultos, que les gustará, que querrán hacer de su vida. Serán trabajadores? egoistas? divertidos? honrados? cariñosos? celosos? fantasiosos? .... y me da tanta pena pesar que cuando llegue ese momento ya no me pertenecerán, no me buscarán con sus brazos, no querrán dormir conmigo, no me pedirán que los tome, no seré su centro del universo.

Y las cosas que te dicen...
-Ayyyy mamá, te quiero tanto!!!
-Si? Y por qué me quieres?
-Porque eres guapa, y porque me bañas y porque haces comiditas muy ricas!!! 

Jajajaja 

Ehhhhh, que no todo el monte es orégano, que hay días que digo, "ayyyyy Dios!!!! cuanto falta para que se hagan las nueve y los meta en la cama???" Ufffff que cuando se ponen bravos no hay plaza que los sujete. Que mi Hugo es mucho Hugo... la última es no querer bañarse, dice que si se bañó ayer pues que hoy no es necesario... aaaaaaahhhhhh HUGO A LA DUCHA!!!!!

Y a mi Lucas, que le da dado por dormirse tocandose las pestañas con la yema de los dedos, le digo a mi marido " ayyyy Pedro, que el niño se va a saltar un ojo, o eso, o le va a dar una infección de caballo!!!" ... como pueden tener los niños manías tan raras??? 

Hay épocas difíciles, esas en las que parece que tu vida es como la película de "El día de la marmota", siempre igual, desayuno, camas, juega con ellos, compra comida, haz comida, recoge, juega con ellos, lavadoras, limpieza, cenas, plancha.... tienes la sensación de que todo tu tiempo les pertenece a ellos, son los dueños y señores de tu relog ... tus uñas están sin hacer, tu pelo en un remoño y tu camiseta nueva a adoptado un color rosa indefinido por haberla mezclado en la colada con uno de sus pantalones rojos....  Pero entonces llega la noche y cuando yacen plácidamente en los brazos de Morfeo pienso en lo afortunada soy de tenerlos a mi lado, de que estén sanos, de que me inunden de besos, lágrimas, abrazos, babas y mocos, de tener los cristales marcados con sus manitas, de ver la nevera llena de muñecajos, imanes y citas de pediatras, de tener una decoración particular en el espejo del aseo a base de pasta de dientes....los veo dormir tan placidamente, con esas caritas tan preciosas que no puedo dejar de sentir que soy la mujer más afortunada del mundo, y que como dice mi amiga Bea "no me cambio por nadie!!!" 

Os dejo con una reflexión preciosa de José Saramago de qué son los hijos.

"Hijo es un ser que Dios nos presto para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de como cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y, de nosotros, aprender a tener coraje. Sí. ¡Eso es!. Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien puede tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado.¿Perder?¿Cómo?¿No es nuestro? . Fue a penas un préstamo ... el más preciado y maravilloso préstamo ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por sí mismos, luego le pertenecen a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos pues a nosotros ya nos bendijo con ellos." 

Un abrazo amigos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario